Sebastian: +56 9 9104 4509 gymkata@yahoo.es

Maestro

Es 1989. Patricio Goycoolea llega a un monasterio llamado Bukkokuji en la ciudad de Obama, al sur de Japón, a sacar fotografías por encargo de la revista Visa para un reportaje. Se enamora del lugar. Se queda. Es lo que anda buscando para darle un sentido a su vida. Pasan diez años. Medita. Se afeita la cabeza y la barba. Hace yoga. Mendiga por las casas del pueblo cantando sutras -discursos dados por Buda- a cambio de comida y un poco de dinero. Sonríe durante tres años seguidos. No se mira a un espejo. Se levanta a las 3:30 de la madrugada. Come arroz, verduras, tofu y sopa miso. Se baña cada cuatro días. No sabe el día, ni el mes, ni el año en que está. Se viste con túnicas medievales y sandalias de paja. No habla con nadie. Se olvida de su nombre. Allá todos lo llaman Jikusan. Su nombre al ordenarse monje.